martes, 24 de enero de 2012

El Juicio de Paris, Google y nosotros (II)

Estos dos últimos días he buscado respuestas a lo ocurrido, en gran parte como prevención ante otro posible plagio masivo en cualquier otra tarea que encargue a los alumnos, ya de esta clase, ya de otra. En twitter algunos profesores, como @ubibene, lo atribuían a la "inercia de la escolarización" y sí, creo que los tiros van por ahí. Lo cierto es que hablando con compañeros de mi centro, me doy cuenta de que la inercia no sólo afecta a los alumnos, por triste que sea esta afirmación.
Lo que me favorece a la hora de retorcer el argumento a lo que considero el quid: ¿de verdad mis alumnos de primero piensan que yo espero tan poco de ellos que lo que les encargo es copiar un texto de una pantalla a una hoja?

La parte buena de esta anécdota es que ha propiciado dos interesantes conversaciones en 3º ESO y en 2º de Bachillerato. En 3º había alumnos que creían que los profesores no usábamos internet, es fácil imaginar por qué, supongo. En 2º de Bachillerato me sorprendió lo clara que tienen la noción de plagio y la necesidad de que los derechos del creador sean reconocidos. Ese mismo día, esa misma clase, lamentaba el cierre de Megaupload. Varia et diversa.