martes, 20 de octubre de 2009

La historia de Dido y Eneas

Creo que por unanimidad preferimos el origen mítico de Roma al origen real.
Es increíble ver cómo cada vez que cuento esta historia os fascina, y hoy era precioso veros con la boca abierta y las lagrimillas a punto. Y es que la historia de Dido y Eneas lleva fascinando a lectores desde hace 20 siglos, y cada vez que la cuento parece más grande y significa más cosas. Es una de esas historias universales, por el amor del principio, por el desamor, la pena y la muerte de después.
Aquí os dejo las imágenes que hemos visto hoy, aunque hay muchísimas más, porque la leyenda de Dido y Eneas ha inspirado a innumerables pintores, escritores y compositores (podríais buscar alguna vostros si no fueráis tan setillas...)




Grupo escultórico de Bernini: Eneas sacando a cuestas a su padre Anquises, con Iulo a su lado. Galeria Borghese, Roma.




"Eneas contándole a Dido las desgracias de Troya", de Pierre-Narcisse Guérin (1815), París, Louvre



"Dido construye Cartago" (Turner)




"La muerte de Dido" de El Guercino
Fijaos en este último cuadro cómo, a la vez que se alejan las naves de Eneas al fondo, se aleja también Cupido. Mañana más.